quinta-feira, janeiro 27, 2011

Quando a realidade se confunde com a ficção

"Tenía una perrilla perdiguera –la Chispa-, medio ruin, medio bravía, pero que se entendía muy bien conmigo; con ella me iba muchas mañanas hasta la Charca, a legua y media del pueblo hacia la la raya de Portugal, y nunca nos volvíamos de vacío para casa. Al volver, la perra se me adelantaba y me esperaba siempre junto al cruce; había allí una piedra redonda y achatada como una silla baja, de la que guardo tan grato recuerdo como de cualquier persona; mejor, seguramente, que el que guardo de muchas de ellas...(...) La perrilla, se sentaba enfrente de mí, sobre sus dos patas de atrás, y me miraba, con la cabeza ladeada, con sus dos ojillos castaños muy despiertos; yo le hablaba y ella, como si quisiere entenderme mejor, levantaba un poco las orejas;(...) y hubo un día que debió parecerme tan triste por mi marcha , que no tuve más suerte que volver mis pasos y sentarme de nuevo... La perra volvió a echarse frente a mí y volvió a mirarme; ahora me doy cuenta de que tenía la mirada de los confesores, escrutadora y fría, como dicen que es la de los linces...Un temblor recorrió todo mi cuerpo; parecía como una corriente que forzaba por salirme por los brazos. El pitillo se me había apagado; la escopeta, de un solo caño, se dejaba acariciar, lentamente, entre mis piernas. La perra seguía mirándome fija, como si no me hubiera visto nunca, como si fuese a culparme de algo de un momento a otro, y su mirada me calentaba la sangre de las venas de tal manera que se veía llegar el momento en que tuviese que entregarme; hacía calor, un calor espantoso, y mis ojos se entornaban dominados por el mirar, como un clavo, del animal...Cogí la escopeta y disparé; volví a cargar y volví a disparar."

Há pessoas que sempre que suspeitam que alguém é testemunha das suas fraquezas, tratam logo de disparar para matar e, quando tal acontece, invariavelmente ocorre-me esta passagem de La familia de Pascual Duarte do Camilo José Cela.

2 comentários:

Anónimo disse...

só comento o texto: era uma estória de violência...

bjokas

maria3

deep disse...

"La Familia de Pascual Duarte" é a história de um assassino, mas uma história fabulosa, escrita de uma forma muito bonita. É só uma das minhas obras de eleição.
Não conta o facto de ter sido escrita por um Nobel.

Beijocas e votos de óptimo fim-de-semana. :)